27 de setembre 2013

POLICIA PORTUARIA: Una policía en constante progresión


La Policía Portuaria de Barcelona, desde su origen en el Real Cuerpo de Guardamuelles reconocido durante el reinado de Carlos III hasta el actual cuerpo de la Policía Portuaria ha llovido mucha formación y tecnología. Junto con las 28 autoridades portuarias que existen en el Estado español, la policía portuaria cubre las particularidades de territorios fronterizos en los que el transporte de mercancías y el tránsito de viajeros es continuo. En Barcelona, el cuerpo se vuelve aún más singular,  por tratarse del gran puerto de cruceros de  Europa, y estar entre los 5 mejores del mundo. Un puerto además muy arraigado a la vida de la ciudad y por ser pionero en multitud de iniciativas y modos de actuar,  que se han extrapolado e imitado en otros puertos del estado.

Las labores de los agentes de Policía Portuaria, son cuidar del control del dominio público, actuar y prevenir posibles incidentes,  la circulación de personas, imposición de   sanciones  a quienes infrinjan normas. En definitiva, un cuerpo que reúne funciones policiales, administrativas, de seguridad ciudadana y tráfico. No hay que olvidar que la Autoridad Portuaria de Barcelona participa en el mantenimiento de la seguridad ciudadana en coherencia con el modelo de gestión diseñado en los últimos 20 años, destacando las dos funciones relacionadas con el servicio marítimo:

·         Velar por el cumplimiento de la normativa vigente en materia de medio ambiente y de protección del entorno.

·         Realizar las funciones de vigilancia, control e inspección en la Zona de Servicio Marítima de la Entidad.

Pero tenemos que denunciar que actualmente, existe una total dejación de sus órganos de gestión en aspectos tan importantes, como son la formación de los agentes de Policía Portuaria, la negativa a prestar algunos servicios como la vigilancia y control de la lámina de agua, o negar de forma sistemática y bajo criterios única y exclusivamente subjetivos, la dotación de materiales imprescindibles por parte de los agentes de policía.
 A pesar del carácter marítimo,  la Autoridad Portuaria de Barcelona no dispone de medios propios de control de la lámina de agua a pesar de que, entre otras, ésta  es una de las funciones que el ordenamiento jurídico le reserva en carácter de exclusividad por representar dicha labor ejercicio de autoridad.

La legislación confiere a las Autoridades Portuarias las competencias en la zona marítima delimitada dentro de su Zona de Servicio. Como ha demostrado en toda su historia, la Policía Portuaria de Barcelona con frecuencia, tiene la necesidad de realizar servicios marítimos, ya sea por desapariciones, ahogamientos o rescate de personas, bañistas en zonas prohibidas,  pescadores furtivos que aprovechan las aguas portuarias para pescar y comercializar productos de la pesca sin ningún tipo de control sanitario de las autoridades, así como el control medioambiental de las aguas,  posibles vertidos tóxicos, y un largo etc.

Lamentablemente la Policía Portuaria se ve obligada a solicitar a otros Cuerpos de Policía o entidades privadas que  poseen embarcaciones (como por ejemplo los diferentes clubs náuticos cercanos) para llevar a cabo con rapidez y eficacia las actuaciones que surgen durante el servicio.

Son muchas las policías locales de Catalunya y de Illes Balears, incluso la propia Guardia Urbana de Barcelona, que  disponen de un servicio marítimo propio. El Puerto de Barcelona en la  actual situación da una pésima imagen a los diferentes usuarios,  y a la opinión pública en general.


Desde la Agrupació de Policía, solicitamos el reconocimiento del Servicio Marítimo al cuerpo de la Policía Portuaria de Barcelona y se les dote de los recursos humanos y materiales, con el fin de poder ejercer de forma efectiva su derecho en las competencias marítimas que la Ley le otorga.


23 de setembre 2013

La Guardia Urbana de Barcelona se implica en las fiestas de la Mercè




Un año más la exhibición de la Unidad Montada y de la  Unidad Canina de la GUB, se acerca a familias y   niños. La exhibición la realizaron  en la Hípica La Foixarda. Los caballos de la montada, especialmente engalanados para la ocasión y sus jinetes con el elegante uniforme de gala (casco con penacho, guantes blancos, levita rojo, sable con funda y botas de charol).

El origen de la Unidad Montada de la Guardia Urbana de Barcelona se remonta al año 1856, con un cometido doble: por un lado, la función policial que le caracteriza. Por otro, ofrecer escolta y rendir honores a la ciudad, a sus autoridades y personalidades. 
La exhibición ecuestre culmina con su famoso Carrussel. Los agentes desfilan formando figuras a caballo a ritmo de  música, en una coreografía que denota muchísimas horas de entrenamiento. Es un espectáculo que les ha concedido fama y alto reconocimiento internacional. El primer carrusel fue presentado a S.M. el Rey Alfonso XIII, en la Plaza de Toros de las Arenas de Barcelona en 1910.

La Unidad Canina, dispone de perros  perfectamente adiestrados para realizar tareas de apoyo a otras unidades, así como la detección de estupefacientes y la protección.



09 de setembre 2013

Suprimen la Academia de Policía Local de Madrid



El presidente de la Comunidad de Madrid, ha anunciado que en la línea de supresión y reestructuración de organismos,  va a suprimir la Academia de Policía de Madrid, cuyas funciones asumirá la Dirección General de Seguridad.


La Unión Nacional de Jefes  de Policía Local (Unijepol) considera este hecho como "una gran irresponsabilidad política y una manifiesta dejación de las competencias que la Constitución Española otorga a las Comunidades Autónomas en materia de coordinación y formación de las Policías Locales. Después del desmantelamiento de los sistemas públicos de educación y sanidad, el Gobierno Regional quiere llevar ahora la Seguridad Local al tercer mundo".

Según Unijepol, Unijepol ha manifestado su "más absoluto rechazo" al anuncio realizado este lunes por el Presidente de la Comunidad de Madrid, durante el debate del Estado de la Región, en el sentido de suprimir la Academia de Policía Local. el Gobierno del Partido Popular comenzó con una "escandalosa" reducción del proyecto BESCAM, situándolo en su mínima expresión. Y afirman que desde hace años se está discriminando a jefes y mandos de las Policías Locales, "por el hecho de manifestar públicamente sus críticas a las políticas de seguridad que se están llevando a cabo". Al parecer se habría nombrado a jefes de Policía Local "dóciles" en el Consejo Académico de la Academia, "tratando de garantizar con ello la defensa de los intereses partidistas del Gobierno, frente al interés general de los profesionales y la ciudadanía". La organización además destaca que se han establecido tasas para la formación de los policías locales, cuando ésta es una competencia constitucional de la Comunidad de Madrid (un caso único en todo el territorio nacional) y un golpe a la profesionalidad y la eficacia de las Policías Locales. Además denuncian que se ha posibilitado la designación "a dedo" de los jefes de Policía Local "para lesionar la objetividad funcionarial y garantizar la sumisión partidista".

Desde Unijepol se viene alertando desde hace tiempo de las gravísimas consecuencias de lo que  califican como "políticas nefastas". Y vaticinan que el anuncio de la eliminación de la Academia de Policía Local, que durante muchos años constituyó un referente nacional en la formación de las Policías Locales, repercutirá de manera muy significativa en la seguridad de los ciudadanos.

Font: Europapress


06 de setembre 2013

La Generalitat aprueba la composición del Comité de ética de la Policía

Un nuevo comité elaborará el  nuevo  Código Ético para la policia en Catalunya. Cinco académicos y cinco policías elaborarán el texto, sin contar con la representanción sindical.

El Govern ha aprobado, a instancias del conseller d’Interior, Ramon Espadaler, crear un nuevo Comité de Ética  que sustituirá al que Felip Puig mantuvo hibernando en su mandato, para que redacte un nuevo Código Ético, tras la derogación del que impulsó Joan Saura en el 2010.

El nuevo Comité de Ética de la Policía de Catalunya estará integrado por cinco académicos y expertos en seguridad y por cinco policías -tres mossos y dos representantes de las policías locales-, según se especifica en el decreto aprobado en la reunión semanal del Consell Executiu.

De esta forma, Espadaler activa la refundación del Comité de Ética, que llevaba en estado de hibernación después de que sus miembros dimitieron a principios de 2011 porque el entonces conseller, Felip Puig, derogó nada más llegar al cargo el Código Ético que su antecesor, Joan Saura, había aprobado en noviembre de 2010.

La Generalitat  ha aprobado  el decreto del Reglamento sobre la organización y funcionamiento del Comité de ética de Policía Local y Mossos d'Esquadra. El decreto,  incluye la función de preparar la propuesta de un nuevo código de policía de ética. Los miembros del Comité serán elegidos por la Generalitat  según un criterio considerado totalmente arbitrario.

En la composición de la Comisión no se contempla que estén  representados  los sindicatos, que son los legítimos representantes de los cuerpos policiales, y que  son los únicos que, en teoría, son elegidos democráticamente por los agentes que conforman el conjunto de la policía de Catalunya.

El  Comité de ética será creado exclusivamente para el cumplimiento de un mandato del Parlamento por decreto, pero no busca  el consenso político y social al dejar de  lado a los representantes legítimos de los trabajadores.

Para la Agrupació de Policia de CCOO este nuevo  Comité de ética, se encuentra falto de  valor ético o moral a la vista  de los agentes que forman parte de la policía de Catalunya



04 de setembre 2013

Nou site del sector local CCOO

El Sector d'Administració Local (SAL)  forma part de la Federació de Serveis a la Ciutadania  FSC i engloba a totes les empreses corresponents a la Administració local: Ajuntaments, Mancomunitats, Consells Comarcals, Diputacions, Consorcis, Organismes Autònoms...  CCOO a l'Administració local té la voluntat de servir per a la defensa de tots els collectius: funcionaris i laborals, i tots els professionals i treballadors sigui quina sigui la seva dedicació i categoria. 

El SAL disposa de de diversos canals d'informació per als delegats i afiliats amb material que segur que serà de molt interès pels companys/es:

Plana de la Federació-sector local: (Feu Click)

NOU site del sector, amb documentació,  Agenda,jornades, formació i molts altres serveis...


No deixeu de visitar-la!!!!!!


02 de setembre 2013

Los ayuntamientos externalizan cada vez más, servicios que prestaban las policías locales.

Primero fue el Ayuntamiento de Barcelona, quién delegó gran parte de la vigilancia del tráfico, el servicio de grúa y la regulación del estacionamiento a BSM (Barcelona Serveis Municipals), y comienza a extenderse a los municipios del área metropolitana.
·        Montgat y Mollet recurren a una empresa para instalar los radares que controlan el tráfico
·        La compañía se queda con un tercio del dinero de las sanciones
·        Los vecinos denuncian un exceso de rigor de los aparatos

Una comisión del 30% de cada multa impuesta por infracciones captadas por los tres radares instalados en Montgat. Este es el porcentaje que ingresa la empresa  cada vez que un conductor se salta un semáforo en rojo o sobrepasa el límite de 50 kilómetros en la vía principal que cruza la localidad,  ahora más conocida como N-II. También Mollet ha recurrido al mismo sistema para instalar los radares que controlan el tráfico en la ciudad.
Según el contrato de adjudicación, el Consistorio pagará a la empresa a cuenta de las comisiones 996.000 euros netos en cuatro años, por lo que anualmente los pagos no podrán superar los 249.000 euros (más IVA).
El edil insiste en que no se está externalizando el servicio ya que la compañía solo realiza la captación de imágenes. Es la Diputación de Barcelona quien, a petición del mismo Ayuntamiento, tramita las multas. Así, son las autoridades locales las encargadas de validar las sanciones y no es hasta que ya se liquidado la multa que la empresa recibe un 30% de su importe y el Ayuntamiento el 70% restante.
Desde el Consistorio remarcan que la medida no tiene una finalidad recaudatoria y defienden que no se han hecho estudios de rentabilidad económica. Sí admiten que, en el presupuesto de 2013, se hizo una previsión de ingresos derivada de estas sanciones.
Las infracciones no solo comportan una sanción económica, sino que también restan puntos a los conductores. Así, saltarse un semáforo en rojo puede llegar a costar hasta 200 euros y cuatro puntos del carnet. El Consistorio no ha querido facilitar el número de multas impuestas ni cuánto se ha recaudado alegando que la partida que contabiliza todas las sanciones es única y es difícil discernir cuáles corresponden a los radares.

Desde que empezaron a funcionar los radares en noviembre de 2012, los vecinos de Montgat y de poblaciones vecinas se han quejado de que son demasiado estrictos y multan “incluso cuando el semáforo está en ámbar”.
Montgat no es, sin embargo, el único Ayuntamiento que ha optado por encargar la instalación de los radares a una empresa que cobra parte de las multas. Mollet  puso en marcha en mayo dos radares de velocidad, estos se sumaron a los tres controles de semáforo ya existentes.

Fuente: El Pais